Ciencia y TecnologíaEntretenimiento

Estados Unidos quiere quitarle a China tecnología que es gratuita y abierta: «es tan tonto como querer banearles el alfabeto»

China tiene un gran interés en RISC-V, una tecnología de chips de código abierto que se originó en Estados Unidos. Esta tecnología le permite a China desarrollar sus propios procesadores sin depender de proveedores extranjeros ni violar las sanciones comerciales.

Sin embargo, Washington está preocupado por el potencial de RISC-V para impulsar el avance tecnológico de China, especialmente en áreas como la inteligencia artificial y la ciberseguridad. Por eso, está considerando restringir el acceso de China a RISC-V y sus componentes clave, según el reporte de The New York Times.

China quiere tecnología estadounidense para mejorar su producción nacional

En medio de la ‘Guerra de los Chips’ que enfrenta a Estados Unidos y China, el gigante asiático está haciendo esfuerzos para aumentar su capacidad de fabricar semiconductores a nivel nacional. China quiere reducir su dependencia de los proveedores extranjeros y evitar las restricciones comerciales que le impone Estados Unidos.

No obstante, Estados Unidos no está dispuesto a ceder terreno en el mercado de los chips y está tomando medidas para limitar el acceso de China a la tecnología clave que impulse su industria.

En esta ocasión, el protagonista es RISC-V, tecnología de chips que nació en un laboratorio de informática de una universidad en California y se convirtió en la base para una multitud de chips que realizan diversas funciones informáticas. RISC-V ofrece básicamente un estándar común para diseñar procesadores que se usan en dispositivos como celulares, discos duros, routers Wifi y tablets.

RISC-V es una tecnología de chips de código abierto y que se puede obtener gratis en Internet. Misma que ha despertado un nuevo dilema en Washington sobre cómo regular su exportación a China que podría beneficiar a su ejército. Y es que RISC-V se ha convertido en un recurso clave para las empresas y entidades gubernamentales chinas que aspiran a competir con Estados Unidos en el desarrollo de semiconductores.

Risc V Chip

El Comité Selecto de la Cámara de Representantes sobre el Partido Comunista Chino, liderado por el republicano Mike Gallagher, propuso que un comité del gobierno evaluara los posibles riesgos de RISC-V.

Así mismo, el demócrata Raja Krishnamoorthi, declaró que el Partido Comunista Chino “está tratando de aprovechar la arquitectura de RISC-V para eludir nuestros controles de exportación”. Añadió que los usuarios de RISC-V deben enfocarse en el progreso de la tecnología y “no en las agendas geopolíticas del Partido Comunista Chino”.

Otro interesado en crear restricciones a las exportaciones es Arm Holdings, compañía británica que provee tecnología de chips rival, ha instado a los funcionarios estadounidenses a que impongan restricciones a RISC-V, según el New York Times. La administración Biden está alarmada por el uso que China hace de RISC-V, pero teme las dificultades que supondría regular la tecnología, más cuando dependen tanto del gigante asiático.

Arm Holdings

Arm Holdings, Scott Brownrigg

Lo interesante aquí es que RISC-V se basa en el software de código abierto, al igual que otros programas gratuitos como Linux que dejan a cualquier desarrollador acceder y cambiar el código fuente con el que se crearon. Estos programas han fomentado la innovación y la competencia entre varios actores y han disminuido el dominio de un solo proveedor.

Además, RISC-V es un lenguaje básico para los chips que define sus operaciones. Los ingenieros pueden usar este lenguaje para diseñar componentes de un semiconductor. Incluso hay diseños de chips RISC-V comerciales y gratuitos.

Los ingenieros globales pueden mejorar las instrucciones básicas. RISC-V International, una entidad sin ánimo de lucro con más de 4,000 miembros de 70 países, entre ellos la Academia China de Ciencias y empresas como Huawei, Alibaba, Google y Qualcomm, supervisa este proceso.

Risc V Engineer In Qualcomm Lab

“Es absolutamente tonto”, afirmó Dave Ditzel, el director de tecnología de Esperanto Technologies, una startup de chips que usa RISC-V a The New York Times:

“Es como decir: ‘Bueno, los chinos pueden leer un libro sobre armas nucleares escrito en inglés, así que resolvamos el problema prohibiendo el alfabeto inglés’”.

Y es que, RISC-V es una tecnología de chips que facilita a las empresas chinas, como Huawei, crear más semiconductores. Esto ha alarmado a algunos funcionarios estadounidenses, que temen que Beijing pueda aprovechar las fábricas chinas para introducir fallos cibernéticos en chips que podrían afectar a las redes eléctricas estadounidenses y otras infraestructuras vitales.

Estacion Generadora Michigan City Indiana Estados Unidos 2012 10 20 Dd 02

Estación Generadora, Michigan City, Indiana, Estados Unidos

Como se ha mencionado antes en otros asuntos de China y Estados Unidos, este panorama nos plantea dos opciones para el futuro: podría desatar una guerra comercial y tecnológica sin precedentes, con graves repercusiones para la economía mundial y la paz geopolítica. O bien, podría impulsar la innovación y la cooperación entre los países que buscan alternativas al duopolio estadounidense-chino.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: