Ciencia y TecnologíaEntretenimiento

China pierde, México gana: ahora somos el país que más exporta a Estados Unidos

Tensiones comerciales, un trato cada vez más ríspido y disputas tecnológicas que no tienen fin: la relación entre Estados Unidos y China es geopolíticamente incómoda y el más beneficiado no es ni uno ni otro; es México. 

China ha perdido ante México el puesto de principal exportador de bienes a Estados Unidos, reconoció la administración estadounidense en su balance de importaciones y exportaciones lanzado el miércoles 7 de febrero. Así, México ha recuperado un puesto que tenía hace 20 años, producto principalmente de un severo déficit de importaciones chinas a Estados Unidos. 

El dato fuerte es elocuente por sí solo: las exportaciones chinas cayeron en un 20% comparando los números de 2022 con los de 2023. 

China envió el equivalente a 427,200 millones de dólares, mientras que México envió en 2023 475,600 millones. Ese número es muy similar al de 2022 (apenas 5% más) así que el punto nodal no es que México envía más, sino que China envía menos. «Los astros se están alineando para México» dijo el empresario Marco Villareal a The New York Times

Según AP, la última vez que México superó a China en exportaciones a Estados Unidos ocurrió en 2002.

México, el ganador de la disputa

La guerra comercial tecnológica se tradujo en altas tarifas de importación y exportación impuestas en 2018 por el entonces presidente Donald Trump. Algunas de ellas fueron retiradas en 2021 por el actual presidente Joe Biden, pero el antagonismo no ha sido olvidado. Como producto de las tensiones, el offshoring ganó estrellato de la noche a la mañana y se ha convertido en piedra angular para los negocios en el norte de México. Para muestra un botón: cada vez son más las automotrices chinas que han mostrado interés o anunciado planes para instalarse en México, precisamente muy cerca de la frontera con Estados Unidos.

Hay un par de antecedentes más o menos inmediatos. En enero de 2024, la automotriz chino-mexicana SEV anunció una ensambladora en Durango con la macro inversión de 6,800 millones de pesos. JAC, por su parte, tiene planes similares para una fábrica ubicada en el estado de Hidalgo. 

Son esos planes a mediano y largo plazo los que vaticinan que la nueva confianza depositada en México no llegó para mantenerse brevemente. El especialista en China, Derek Scissors, dijo a AP que lo más probable es que las relaciones de México tanto con Estados Unidos como con China mantengan el rumbo que hasta ahora, con México vendiendo al por mayor y una variedad de empresas chinas interesadas en migrar parte de su estructura a México. «Creo que las empresas estadounidenses han decidido tardíamente que Xi Jinping no es de fiar«. 

El otro gran ganador de la disputa geopolítica es Corea del Sur. El Times retoma que existe un tratado de libre comercio entre Estados Unidos y el país asiático, lo que se traduce en bajos aranceles. Eso, a su vez, tuvo como resultado que 2023 fuera el año récord para las importaciones desde Corea del Sur. 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: