Estado de MéxicoUltimas Noticias

Comerciantes del Centro Histórico de Toluca no tienen muchas expectativas en el Buen Fin

Reconocen que sus productos no son tan llamativos como en las tiendas departamentales y no lograron reducir tanto sus precios

Por: Carolina Sosa

Locatarios del Centro Histórico de Toluca lamentaron que esta edición del Buen Fin no atraerá una derrama económica como la de años anteriores, pues si bien esperan que llegue gente a comprar, no será en establecimientos tradicionales, sino en las tiendas departamentales.Algunos de los locatarios reconocieron que sus productos no son tan llamativos y no lograron reducir los precios al nivel que lo hicieron los consorcios con electrodomésticos, electrónicos, celulares, tabletas y consolas de videojuegos, mientras que la ropa de marcas locales, zapaterías y los artesanos no alcanzarán esos niveles de ventas.“La gente si llega a venir será para comprar otro tipo de productos, por ejemplo no creo que haya visitas a los establecimientos de comida o la venta de camisas, ropones y artesanías que venden algunos negocios del primer cuadro, aunque hayamos ampliado los horarios”, dijo Leobardo, encargado de un negocio de ropa en Los Portales.Por su parte, algunos artesanos reconocieron que no cuentan con plataformas de internet, páginas web y otros mecanismos que les permiten a sus clientes ingresar para adquirir productos, además reconocieron que hay poco interés por parte de los consumidores por adquirir este tipo de mercancía, pues hay prioridad en comprar aparatos que faciliten el acceso a la educación de los niños y adolescentes.Si bien algunos consideran que estas alternativas son útiles para negocios de electrodomésticos, electrónicos, celulares y tabletas, “estoy seguro que nadie va a venir a comprarme un árbol de la vida hecho de barro y menos unos aretes artesanales”, comentó Dylan Hernández, de Arte en Miniatura.Explicó que tras la declaración de la pandemia en el mes de marzo, fueron en picada sus ventas, debieron cerrar los negocios y difícilmente pudieron seguir elaborando sus piezas. Para el mes de septiembre, cuando reanudaron algunas actividades, “la gente ya no tenía dinero para comprar aretes, pulseras o artesanías de barro”.

Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: