Estado de MéxicoUltimas Noticias

Lo recaudado por el impuesto a comida chatarra podría utilizarse para combatir la obesidad

Proponen direccionar lo recaudado en impuestos por ese rubro a la salud, en especial a las enfermedades relacionados con el consumo de esos productos
Por: Carolina Sosa

El coordinador del grupo Parlamentario del PAN en el Congreso del Estado de México ingresó una iniciativa para que se adicione a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, para que la federación destine los recursos recaudados del impuesto a las bebidas azucaradas y a los alimentos con alta densidad calórica, para la promoción de la salud y el combate a la obesidad.

El diputado recordó que el martes el gobierno federal presentó el paquete económico 2021, por lo que al encontrar fallidos varios de los objetivos planteados, la bancada panista hará propuestas que beneficien la economía familiar, la protección de la planta productiva, y que promuevan la salud de los niños del Estado de México.

En el presente año se estimaron recursos en la Ley de Ingresos de la Federación por 52 mil 443 millones de pesos del impuesto a bebidas saborizadas y de alimentos con alta densidad calórica, y solo se tiene presupuestados 452 millones de pesos en Prevención y Control del Sobrepeso, Obesidad y Diabetes, lo que representa solo el 0.86% de lo que se pretende recaudar.

Detalló que durante el primer semestre de este año se han recaudo 23 mil 410 millones de pesos por dichos impuestos, y solo el 0.9% ocupó la Secretaría de Salud para el programa de Prevención y Control del Sobrepeso, Obesidad y Diabetes, y el 19% se destinó para el programa presupuestario de Prevención y Control de Enfermedades, es decir, el 80% se destina a gastos generales del gobierno que no son etiquetados.

Ante ello resulta indispensable etiquetar los recursos de los impuestos mencionados, para que su ejercicio sea direccionado a bienes y servicios públicos, así como a programas que prevengan las diferentes enfermedades relacionadas con el sobrepeso, obesidad y las enfermedades crónicas no transmisibles asociadas al consumo de estos productos.

Agregó que actualmente tres de cada cuatro personas de 20 años y más tiene sobrepeso y obesidad, datos que alertan sobre los problemas de salud pública. En este sentido la prevención y diagnóstico son servicios indispensables para lograr una apropiada protección de la salud, debiéndose considerar como un gasto de inversión a mediano y largo plazo, por la mitigación de enfermedades que a la larga pueden representar un costo excesivo, pero sobre todo la repercusión en la calidad de vida de la personas.

Dijo que tras seis años de la entrada en vigor de este Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a bebidas saborizadas y a los alimentos con alta densidad calórica (conocida como la comida chatarra) se ha caracterizado por ser una medida impositiva eficaz por los recursos recaudados; sin embargo, se ha concentrado en fines fiscales para un uso en su mayoría generalizado que no está etiquetado y atiende otros fines distintos a la salud, dejando de lado su carácter extra fiscal, que debe funcionar como instrumento de política pública, diseñado para contrarrestar las enfermedades relacionadas al consumo de dichos productos.

Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: