Estado de México

Las circunstancias … mandan

Sustancia y elecciones

Por: Boghar González y González

-Las Redes sociales no son suficientes

-Tik Tok aún no hace candidatos ganadores

-Congruencia personal y social

-Los productos en Mercadotecnia Política

En la columna de la semana pasada, se reseñaba que empezaba a registrarse un efecto positivo con la participación de Samuel García, como precandidato de Movimiento Ciudadano, en las encuestas a nivel municipal en escenarios a tercios, la no participación de dicho personaje coloca en una polarización que sin ninguna duda beneficia al partido Morena y sus aliados para ganar las elecciones del próximo año.

En esta columna semanal se ha argumentado el error de la mayoría de políticos de todos los niveles, al asumir que las campañas en redes sociales y la colección de likes sustituyen el trabajo social, la formación profesional, la experiencia en la toma de decisiones, el manejo de la comunicación en diversas plataformas y la negociación política.

El desenlace que ha tenido la participación del gobernador de Nuevo León en la arena nacional, deja al menos tres lecciones que se pueden aplicar a nivel de elecciones locales y estatales.   

La primera es que las participaciones coherentes o no, en tik tok para llamar la atención y viralizar contenidos no hacen candidatos ganadores, una cosa es la simpatía y otra muy diferente generar una intención de voto positiva y motivar a los electores a formarse el día de la elección y elegir esa opción. Se debe entender que la mayoría de ciudadanos está en otros temas en su día a día y que la política no es una prioridad, incluso es una actividad rechazada por un amplio sector, el porcentaje de participación en las últimas elecciones prueban contundentemente lo anterior.

Una segunda lección es que quien no tiene sustancia como persona y como político, jamás encontrará en las redes sociales la sustitución de talento, esa ventaja tecnológica para comunicar, en los últimos años, solo es una herramienta: sonrisas no sustituyen conocimientos, los videos de buenos días no son trabajo comunitario, reseñas fotográficas familiares no es reputación personal positiva, esto último es construcción de años y se llama congruencia. 

Como tercera lección observamos el ciclo de vida como producto de mercadotecnia política de Samuel García y su esposa Mariana, sin duda las novedades venden, el ser disruptivos conquista, algún sector social se entretiene, los jóvenes parecen apreciar actores que supuestamente no son políticos, al final concluimos que estos personajes y sus estrategias, son desechables y lo más angustiante es que se presenta en tiempos muy cortos. En este caso habrá quien opine que afortunadamente para bien. 

A partir de lo anterior podemos concluir que nuestro país y su futuro no puede estar en manos de actores políticos y partidos que no tienen proyectos claros, no votemos por ocurrencias y personajes simpáticos que patrocinan, con inversiones millonarias, apariciones perfectamente programadas en redes sociales, exijamos la participación de jóvenes preparados y congruentes, dispuestos a ser continuamente evaluados, valoremos a los equipos que han presentado las otras dos candidatas, ¿dónde están los jóvenes? Si queremos un México diferente, digámoslo a través de un voto informado y razonado, estamos a tiempo.

boghar@hotmail.com

Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: