Estado de MéxicoUltimas Noticias

Crecen de forma alarmante el número de delitos en Edomex

Robos a negocio, transporte de carga, transporte público y gasolineras, en algunos de estos delitos la entidad ocupa el primer lugar a nivel nacional

Por: Jéssica Izquierdo

Por segundo mes consecutivo, desde el inicio del desconfinamiento, los delitos del fuero común registraron un incremento a nivel nacional y durante el mes de agosto se reportaron 30 mil 26 en el Estado de México, de ellos, los delitos que más han afectado a los empresarios mexiquenses son los robos a negocio, transporte de carga, fraude y extorsión, cuyas cifras colocaron a la entidad en primer lugar nacional en algunos de ellos.

En video conferencia con medios de comunicación, Laura González, presidenta del Consejo Coordinador Empresarial estatal (CCEM), explicó que según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el Estado de México se ubica en primer lugar nacional en el robo a transporte de carga, el cual registró 430 delitos, es decir, representa el 52.83% del total de este delito a nivel nacional. Asimismo, creció el robo a transporte público colectivo en el que se registraron 591 delitos y representa el 60.31% a nivel nacional, ambos, colocaron al estado en primer lugar en la comisión de estos crímenes.

También se ubica en primer lugar en el robo a negocio, el cual –dijo– ha incrementado poco a poco de manera consecutiva, registrando dos mil 73 durante el mismo mes en la entidad, es decir 25.27% del total del país, así como el fraude con mil 181 delitos y la extorsión con 330 en dicho mes, lo que representa un incremento de 46.61%.

“Son los delitos que nos siguen dando una alerta preocupante de que no solo no están controlados y de que no tenemos una estrategia hasta el momento clara de coordinación entre los distintos niveles de autoridad, pues todos estos delitos tendrían que estar siendo atendidos de forma preventiva por autoridades de todos los niveles”, señaló.

Por lo anterior, dijo que pese a que ya existe y hay mayor presencia de la Guardia Nacional, los delitos siguen a la alza y por ello urge mayor coordinación entre las instituciones; además, señaló que estos delitos no se deben seguir permitiendo debido a que se acerca el fin de año y generalmente hay mayor flujo de dinero, por lo que son los meses en que mayor incidencia delictiva hay, por lo que urgen operativos para erradicar estos delitos.

“Con estas cifras es muy complicado que la economía se reactive, ya que los empresarios están preocupados por el funcionamiento y reactivación de su negocio, búsqueda de nuevas cadenas de proveeduría y ventas, pero la difícil situación en materia de seguridad los limita y en ocasiones resulta más dañina que los propios efectos de la pandemia en materia económica”.

Crecen robos en gasolineras

En tanto, Jorge Luis Pedraza, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolina y Lubricantes (ADIGAL), señaló que en las gasolineras incrementaron los robos simples, que se trata de personas que cargan gasolina y se dan a la fuga antes de pagar, lo que, indicó, los afecta sobremanera debido a que de por sí sus ventas cayeron hasta 70% debido al poco movimiento de los ciudadanos durante el confinamiento y apenas han logrado recuperar el 25%.

Si bien destacó que la Policía Municipal de Toluca los apoya con rondines y presencia en las gasolineras, además de la creación de un folio en el que se registran todos los datos de los incidentes, existen demarcaciones en las que aún no logran concretar acuerdos en la materia.

Abundó que de estos casos registran al menos dos a la semana en el Valle de Toluca, justo en los límites de los municipios de Toluca y Metepec, señaló que al parecer se trata de autos particulares que trabajan en plataformas digitales como Uber y Didí con placas de la Ciudad de México.

Por lo anterior, informó que el sector considera que el código penal “es muy laxo”, por lo que prepararon una propuesta de borrador para presentarla ante los diputados locales y dar seguimiento a esta situación, con el fin de que el robo establecimiento comercial también contemple situaciones de violencia, pues, por ejemplo, quienes cargan combustible y se dan a la fuga sin pagar no ejercen violencia, pero el daño a los empresarios es mayor debido al monto que deben desembolsar para reparar las bombas surtidoras.

Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: