Salud

#Sedentarismo, daño colateral del confinamiento para evitar el #Covid #Salud

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 8 (EL UNIVERSAL).- El sedentarismo, consecuencia del bloqueo a las movilidades por el Covid-19, produce riesgos a la salud, pues la falta de actividades física incita a la obesidad, afectaciones en el sistema cardiorrespiratorio y dificultades en los procesos cognitivos: especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
“Con la pandemia, al estar en casa y no salir mucho durante los primeros meses, aumentaron estos procesos de manera exponencial y ocasionarán problemas de salud. Por ejemplo, estar por tiempo prolongado frente a la computadora, ya sea por placer o por home office, empiezan a generarse patologías”, advirtió Mauricio Ravelo Izquierdo, especialista en fisioterapia de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES), unidad León.
El descuido al sistema cardiorrespiratorio aumenta el colesterol en la sangre y la presencia de los triglicéridos, al poner en riesgo a la persona de padecer un infarto, mientras que los procesos cognitivos se ven alterados, a través de la falta de retención de información, y problemas emocionales como estrés y depresión. La inactividad física puede atrofiar a los músculos, huesos, articulaciones, tendones, siendo el dolor de manos, uno de los síntomas más frecuentes entre la población, conocido como “tendinitis de Quervain”, es un trastorno doloroso que afecta, principalmente, a los tendones ubicados en la muñeca, del lado del pulgar, expuso el académico de la Universidad Nacional.
Otro de las molestias comunes es el “test neck” o dolor de cuello, provocado por la postura que adoptamos mientras enviamos mensajes de texto, a través de las diferentes plataformas de comunicación, detalló Ravelo Izquierdo durante su participación en el programa “La UNAM responde”. La cuarentena no es la única excusa del sedentarismo. Además el doctor en pedagogía agregó que la contingencia no es el único factor responsable, pues durante los últimos años incrementó el tiempo invertido en el uso de la computadora, dispositivos móviles y plataformas de entretenimiento, que ofrecen una variedad de series de televisión y películas, aunado a la inseguridad en espacios públicos, por lo que las personas han decidido dejar de salir. Ante esta situación los problemas cervicales, dorsales o lumbares empiezan a manifestarse, por mantenerse en posturas específicas por largo tiempo, al acostarse en un sillón o cama, explicó el maestro en gestión deportiva. También expreso que la disminución de fuerza o volumen muscular, provoca deterioro en las fibras musculares, incitando a las caídas constantes de quien lo padece.
De acuerdo al experto, otro de los factores que intensifican el sedentarismo es la falta de cultura sobre la importancia del ejercicio, por lo que enfatizó sobre el impulso de actividades deportivas en las escuelas y no sólo juegos. “En los niveles más avanzados, por ejemplo, en el superior, podría impartirse una materia en la que se aprendiera a planear una rutina”, recomendó. Ravelo Izquierdo recordó que para que el ejercicio se convierta en un hábito debe ser constante, a través de caminatas, trotar o correr, así como utilizar la caminadora o la máquina elíptica, de acuerdo a las posibilidad de cada uno, y prolongar paulatinamente el tiempo invertido en estas prácticas, todo ello sin exceder el esfuerzo, ya que podría producir riesgos.

Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: