OpiniónUltimas Noticias

Análisis

Por: Tomás Flores Rosales

• Tras “destape” de Delfina Gómez Álvarez, ya nada será igual.

• Se adelgaza el poder Ejecutivo priista.

• En vilo liderazgo y registro del PAN.

• Huestes “higienistas” en riesgo de emigrar hacia otras expresiones partidistas.

• Mítico “Grupo Atlacomulco”, tiempos de reacción.

• Nueva “cargada” en bancada legislativa de Morena, adelgaza liderazgo de Maurilio Hernández.

Después del “destape” de Delfina Gómez Álvarez como virtual precandidata y candidata de Morena a la gubernatura del Estado de México, ya nada será igual en el partido guinda, ni en el PRI, tampoco en el PAN y menos en Lerdo Poniente 300.

Es verdad que las percepciones y posibilidades al cruzar la frontera hacia la realidad lo transforman todo:

1.- En el partido guinda, Higinio Martínez Miranda habrá entrado en momentos de reflexión extrema a partir de ayer:

1.1.- Trabajar para su partido, o

1.2.- Trabajar para otro partido.

2.- En el PRI, las y los prospectos a tratar de suceder a Alfredo del Mazo estarán obligados y obligadas a medir dos fuerzas:

2.1- La que concierne al partido todo, y

2.2- La que concierne a ellas o ellos como priistas.

3.- En el PAN deberán estudiar a fondo el tiempo perdido, por dos riesgos a la vista:

3.1.- El riesgo de perder al partido, y

3.2- El riesgo de haberse dejado “secuestrar” por personajes sin ideología y sin liderazgo.

4.- En Lerdo Poniente 300, obligados a pensar a diario –hasta el 15 de septiembre del 2023– en lo relativo a cómo entregar la gubernatura o bien a cómo defenderla.

Y es que la lucha por el poder en el Estado de México –como se ha sostenido siempre en este espacio– se torna “feroz” en la medida de que avanzan las etapas fatales instauradas al interior de cada uno de los partidos en contienda, dejando una estela de éxitos, fracasos y decepciones en sus protagonistas.

En el caso de Morena, la “feroz” lucha mencionada podría convertir al senador Higinio Martínez Miranda en un personaje quizá totalmente decepcionado de la política electoral interna aplicada en su organismo político y, con ello, pasar a engrosar la lista de los políticos que “jamás” en su vida podrán ser gobernadores del Estado de México.

Costo, por demás altísimo, mismo que a la luz de la contienda constitucional por la gubernatura podría orillar a las huestes “higienistas” a operar a favor de algún partido político diferente a Morena, aún cuando se apele hoy a la lealtad del senador texcocano, pues en política, al amparo de la “feroz” lucha por el poder, las reglas no existen.

No debe dejarse al margen lo expresado por Higinio Martínez después de hacerse público el peculiar “destape” de Delfina Gómez Álvarez, mediante su cuenta de Twitter externó:

“Este día #Morena determinó que la maestra @delfinagomeza sea la coordinadora de los Comités de Defensa de la #4T en #Edomex.

Acepto la decisión, no cuestionaré el método ni el mecanismo, porque así fue mi compromiso”.

Luego matizó en Facebook:

“Gracias a la gente del #EstadoDeMexico que me expresó su apoyo, compañía y cariño incondicional. Son parte de mí y los llevo conmigo. Infinitas gracias.

Gracias a los cuadros políticos, dirigentes y líderes sociales de #Edomex por su respaldo. Me queda la satisfacción de sembrar en ustedes la conciencia para transformar a nuestro estado.

Como siempre lo he señalado, soy una persona de convicciones. Dije al inicio de este proceso que me atenía a las reglas de selección que proponía el partido y mantengo mis convicciones.

He participado toda mi vida en la izquierda y luchado contra el autoritarismo priista; así seguiré hasta el final de mi participación en política.

Mi compromiso es con la transformación hasta que ésta llegue al #EstadoDeMéxico.

Respeto y acepto la decisión del partido de que la maestra Delfina Gómez Álvarez sea la coordinadora de #morena para el Estado de México. Nunca he necesitado un cargo para luchar contra los abusos y la corrupción. Es una cuestión de principios y de convicción. No se me dio la oportunidad de gobernar el Estado de México, pues así es esto. Todos sabemos que a veces se pierde y a veces se gana. La lealtad, que es la principal virtud que debe imperar en política, la manejo como algo sustantivo en mi vida.

Gracias siempre a todas y todos, hoy más que nunca nos debe quedar claro que por el bien de #Edomex, primero los pobres.

Un abrazo fraterno”.

La coyuntura priista mexiquense –frente al peculiar “destape” morenista– requerirá de sus auténticos militantes y líderes de vasto oficio político para aminorar efectos adversos que ya inculca Morena a millones de ciudadanos amparada en encuestas y sondeos a favor de su causa.

Solo de esa manera se podrá sopesar la fuerza del priismo de cara a los comicios próximos de gobernador, de aglutinar a sus principales sostenes, el partido en el poder mexiquense aún podría dar la batalla en las urnas el 4 de junio próximo, aunado a ello las otras fuerzas:

A.- La fuerza de sus prospectas y prospectos, y

B.- La fuerza de su candidata o candidato.

Sumados los reales potenciales del priismo estatal, se deberá tomar la gran decisión:

I.- Competir para ganar, o

II.- Competir para perder.

El PAN, tras colocarse al filo de la navaja en los cinco años próximos pasados, sus reales dirigentes tendrán que reaccionar rápido y bien.

Se ha insistido en esta columna:

A.) Su escaso liderazgo y la pérdida de identidad política que lo tienen al borde del colapso electoral.

B.) Está en riesgo su registro.

No fue gratuito lo declarado ayer por el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, en tono de sorna:

“Markito Cortés está sufriendo para que su partido tenga registro”.

Y atizó que con base en el padrón que tiene registrado en el INE, su partido, Morena, está creciendo dos millones 600 mil de militantes en promedio.

En Lerdo Poniente 300, el efecto Delfina Gómez Álvarez tendrá sus derivaciones en las reglas no escritas impuestas por los gobiernos priistas, es decir:

1.- Por naturaleza, tras el “destape” de la o el prospecto con altas posibilidades de ganar la titularidad del Ejecutivo estatal, el gobernador en funciones tiende a replegarse.

2.- Por más de ocho décadas este fenómeno de corte político se ha circunscrito en “destapes” priistas; es decir, de quien prácticamente relevaría al gobernador en funciones.

Pero después de tantos años la doctrina se invierte, en el entendido de que la candidata con mayores posibilidades de suceder al inquilino de Lerdo Poniente 300 hoy no es de filiación tricolor.

Luego entonces la pérdida de poder del gobernador en turno se marca a partir de ayer y solo queda una salida para evitar el adelgazamiento prematuro de la investidura del Ejecutivo estatal: la de urdir una estrategia ganadora desde Palacio Estatal y así acotar el triunfo electoral adelantado que ya divulga Morena en tierras del mítico “Grupo Atlacomulco”.

Lo cierto es que desde ayer ya nada será igual en materia política-electoral en el Estado de México.

Síntesis política

Por cierto, vía enlace de Internet, Delfina Gómez Álvarez de inmediato aceptó la virtual candidatura de Morena a la gubernatura del Estado de México, le dijo a Mario Delgado:

“Lo aceptó de todo corazón; sé que es un trabajo titánico. Es un trabajo coordinado, en equipo, donde tenemos que tener como prioridad servir a todos, pero en especial a los más pobres”.

Luego agregó que platicaría con el presidente de la República para comunicarle su decisión:

“Para proceder a lo que es la entrega-recepción. La Secretaría es muy importante”, en referencia a la de Educación que aún preside.

No estaría mal impregnar cierto grado de credibilidad a versiones y discursos de la dirigencia estatal priista en funciones, sobre todo al tenor del nuevo contexto que permea a partir del virtual “destape” formal de Delfina Gómez Álvarez como candidata de Morena a la gubernatura del Estado de México, y es que a querer o no, existen miles de priistas realmente comprometidos con su partido, pero pareciera que no encuentran eco a sus deseos de competir con ahínco en las urnas para no perder la titularidad del Ejecutivo, sobre todo en municipios y comunidades no cercanas a la capital del Estado, y es que finalmente alguien tendría que canalizar sus pasiones de tratar de no perder la dignidad electoral antes de tiempo en la vorágine de la lucha por el poder que está en ciernes.

Ni tarde ni perezosos los diputados que comanda o comandaba Maurilio Hernández en el congreso local, integrantes de la bancada de Morena, explayaron sus felicitaciones a Delfina Gómez Álvarez en sus redes sociales, en una especie de nueva “cargada” que dominará los escenarios de poder político en caso de que la actual secretaria de Educación del gobierno federal se convierta en gobernadora del Estado de México como ya lo adelantan una mayoría de dirigentes y militantes del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo que los mencionados representantes populares ya tendrán una nueva bandera distinta a la “higienista” para dar paso a la “delfinista”, a ver cómo reacciona Maurilio, pues también su poder quedará “menguado” en extremo y perdería de facto el título nobiliario del “jefe” Maurilio que a decir verdad ya le estaba tomando cariño.

El efecto Delfina Gómez Álvarez será de tres bandas, en alusión al juego de billar, pues la aspiración por la gubernatura no concretada del senador Higinio Martínez Miranda arrojará varias “viudas” y “viudos”, aplicando el argot de la política sureña, pues en la sede del poder Legislativo habrá no pocos funcionarias y funcionarios administrativos que tendrán que apegarse a la norma establecida para todas y todos los servidores públicos de a pie, ya sin ser arropados y arropadas por el senador y bien correspondidas, sus recomendaciones, por el titular de la Junta de Coordinación Política, de tal suerte que ahora sí, sálvense quien pueda en lo relativo a la burocracia “dorada” impuesta por los legisladores mencionados, incluso hasta en el Órgano Superior de Fiscalización (OSFEM) posiblemente se les quite las ganas de indagar el mal uso de los recursos públicos en las comunas ante el desánimo de que ya no ronde por el recinto cameral Higinio Martínez con el halo de poder acostumbrado y lo mismo sucederá en esa área tan rara que se inventó para la pretendida reforma integral a la Constitución Política del Estado de México que posiblemente ya no será, y menos casi “sobre las rodillas”.

Paseo Colón 305

No es por criticar la acción de una política pública, pero se observa raro ver al gobernador Alfredo del Mazo impulsando acciones distintas al Salario Rosa, como la que divulgó en su cuenta de Twitter que describió así:

“Las #CaravanasXLaJusticia también están en #Temascaltepec. Invitamos a las familias que tengan trámites pendientes a obtener sus documentos de manera sencilla y gratuita”.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:
/