Ultimas Noticias

Pacheco Aguachiles: Una alternativa vegetal en La Lagunilla

Responsables de la nueva propuesta de aguachile en la CDMX, Pacheo redefine a base de setas uno de los platillos más queridos de la costa de México.

El tianguis de La Lagunilla esconde un sin fin de alimentos, antigüedades, tradición y emprendimiento. En él, los locales se definen por propuestas únicas que permiten que el chilango o el visitante pruebe un sin fin de productos únicos que a veces pueden pasar desapercibidos. 

Cerca del monumento al boxeador, se encuentra Pacheco Aguachiles, un local que, como su nombre lo dice, se especializa en preparar el platillo típico del norte, pero al puro estilo citadino, pues en vez de estar hecho con camarón, las setas son el ingrediente estrella de esta receta. Diego Velázquez, uno de los fundadores de Pacheco Aguachiles, explica a El Universal, por qué:

“Aunque la receta es de Setas, no tiene que ver mucho con ser vegetariano, pero creemos que la gente debe bajarle al consumo de carne, seas o no vegetariano. Por otro lado, aquí [en la ciudad] no tenemos costa por lo que, desde mi punto de vista, no tiene lógica hacer un producto de mariscos. Pero las setas tienen una textura muy similar, son muy versátiles, se pueden adaptar y sirven para que la gente sepa que puede consumir algo rico sin necesidad de tener algo de proteína animal”, comentó.

aguachile-2.jpg
Foto: Pacheco Aguachiles

De esta idea, fue como nació Pacheco Aguachiles hace cuatro meses. La iniciativa fue de Diego, sin embargo, el negocio funciona gracias a la organización familiar, pues tanto él como Alfredo, Juan Manuel y Saúl Velázquez son quienes preparan el pequeño pero delicioso menú del local.

De esta herencia familiar, nace la receta de setas. Diego cuenta que desde pequeños, sus padres les inculcaron el valor y gusto por la cocina, desde entonces, las recetas que crean son totalmente autodidactas, es decir, nacen de sus propias ideas a partir de haber probado otros aguachiles alrededor de México.

Cuando vienes a Pacheco, tienes dos opciones de Aguachile: “Verde” un platillo muy fresco hecho a base de cilantro, ajo, chile serrano y limón. Siempre lleva un quelite de acuerdo a la temporada del año, esta vez, los romeritos son la base del platillo. Se acompaña con una bebida de albahaca.

aguachile-3.jpg
El «Verde». Foto: Pacheco Aguachiles

Por otra parte, esta “Negro”, con un sabor más explosivo preparado a base de salsa inglesa y de soja, con chile abanero al gusto y una sal de chile morita o de jamaica que es el resiudo de su bebida “El rosita” hecho con esta hierba. Cuando muerdes la tostada, olfativamente el aroma de la sal, hace que el sabor de la tostada aumente.

Una de las ideas que guió el nacimiento de Pacheco, fue el precio y el respeto a la localidad donde se ubica:

“Si esto fuera camarón u otros mariscos, el precio sería más alto. Nosotros creemos en que el aguachile debe ser algo alcanzable, que la gente de aquí pueda consumir, gente de todos lados. Lo mismo con las bebidas que servimos, no son muy caras a comparación con otros lugares. Al final, La Lagunilla es un mercado que atrae a la comunidad extranjera, y vender un producto más equilibrado entre ellos y la gente de aquí, es la idea”, explicó Diego.

aguachile-4.jpg
El «Negro». Foto: Pacheco Aguachiles

Quizás, además del sabor de las tostadas que se venden en Pacheco Aguachiles, el aprecio de la gente y la necesidad de propuestas alimenticias que dejen de llevar carne estrictamente han hecho que locales como este crezcan en la ciudad.

Velázquez cuenta: “La verdad es que la gente se siente identificada, mucha ha dejado de consumir carne y cuando llega y les decimos que el aguachile está hecho a base de setas se sorprenden y se van felices porque pueden consumir algo que regularmente descartan porque tiene carne.” 

Para aquellos que piensan que el aguachile sólo se prepara de una forma, comensales del norte, han dado el visto bueno a las tostadas de Pacheco “Hay compas del norte que han venido y nos dicen que nuestro aguachile tiene la esencia muy similar al de allá.” agregó  uno de los hermanos Velázquez.

aguachile-5_1.jpg
Foto: Pacheco Aguachiles

Este platillo es básicamente limón, pescado y chile. Lo particular de este local es que, al ser preparado al momento, quienes no suelen comer picante, eligen qué tanto se les pone a su tostada, haciendo que las posibilidades para los distintos paladares crezcan. “La clientela es muy variada, y cuando llegan y nos dicen que no comen una u otra cosa lo resolvemos al instante” 

Este acercamiento al cliente ha llevado a Pacheco Aguachiles a una buena popularidad entre las comunidades cercanas y otras que, por su propuesta vegetariana, llegan con expectativas altas que esperan cumplirse. Aunque el local, como el menú aún están en constante desarrollo, las recetas son deliciosas y vale la pena acercarse a probar el aguachile que se sirve en este lugar con una buena bebida que los acompañe. 

Pacheco Aguachiles está abierto únicamente los domingos en un horario de 1 a 5 de la tarde en el tianguis de La Lagunilla, a un costado del monumento al boxeador. Te recomendamos llegar temprano debido a la buena demanda que tiene su menú.


 

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:
/