Ultimas Noticias

Revelan que Trump quería ir al Capitolio el 6 de enero

Testigo dice que el exmandatario exigió marchar con la turba

Washington.— Donald Trump se abalanzó sobre su chofer y tomó el volante de su limusina para intentar sumarse a la marcha de sus partidarios al Capitolio el día de la asonada del 6 de enero de 2021, reveló un explosivo testimonio ayer en el Congreso.

Cassidy Hutchinson, asistente del entonces jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, dijo al comité legislativo que investiga la toma del Capitolio que el presidente había exigido marchar con la turba.

Después de dar un encendido discurso cerca de la Casa Blanca, Trump creyó que lo llevarían a unirse a la multitud que se dirigía al Capitolio con miras a impedir la certificación de la victoria electoral de Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020. Por eso se enfureció cuando le dijeron que era imposible por razones de seguridad, y trató de forcejear con personal del Servicio Secreto por el control de su automóvil oficial, testificó Hutchinson.

“Soy el maldito presidente, llévame al Capitolio ahora”, dijo Trump, según Hutchinson, quien indicó que otro funcionario de la Casa Blanca le contó la historia.

Trump, quien coquetea con la idea de postularse a la presidencia en 2024, desmintió todas las revelaciones, buscando desacreditar a Hutchinson en mensajes en su red Truth Social al calificar el episodio como “falso”.

El panel del Congreso ha pasado un año investigando los disturbios del 6 de enero de 2021. Hasta ahora el comité realizó seis audiencias públicas para esbozar su hallazgo inicial: que Trump lideró una conspiración criminal para revocar su derrota ante Biden que llevó a la violencia.

Con acceso privilegiado a Trump, Hutchinson era una figura central en la administración y dio al comité su primer reporte detallado de lo que ocurría entonces en la Casa Blanca.

Hutchinson dijo que recordaba a Meadows decir cuatro días antes de la insurrección: “Las cosas podrían ponerse muy, muy mal el 6 de enero”.

Meadows y Trump estaban al tanto de que los partidarios del presidente estaban armados cuando se reunieron en La Elipse, el área cercana a la Casa Blanca donde tuvo lugar el mitin de Trump antes de la asonada, declaró Hutchinson.

Meadows, quien pidió un indulto relacionado con el 6 de enero, se negó a testificar ante el panel desde que entregó miles de mensajes de texto y otros documentos en las primeras etapas de la investigación.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: