Ultimas Noticias

“Hay muertos en los baños” de cárcel en Colombia

Familiares relatan cómo vivieron reclusos la tragedia en Tuluá, donde tras un motín se desató un incendio que dejó al menos 52 decesos y 26 heridos

Bogotá.— “Nos confirmaron que todavía hay muertos en los baños, que fallecieron por asfixia”, declaró Lorena, pareja de uno de los reclusos en la cárcel de Tuluá, donde hubo un incendio y un motín que dejaron al menos 52 muertos y 26 heridos.

Desde el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) salieron e hicieron una alocución para los allegados de los reclusos y mencionaron uno a uno los nombres de las personas que están a salvo dentro del patio 8 del centro carcelario, reportó el diario El Tiempo.

La tragedia ocurrió en la madrugada cuando estalló un motín en la cárcel del municipio Tuluá, en el departamento del Valle del Cauca. Según el ministerio de Justicia, los reclusos prendieron fuego a las colchonetas.

Lorena dijo que pudo hablar con su pareja en la madrugada. Me avisó que “les estaban tirando gases”, comentó la mujer que omitió su apellido.

La mujer declaró que para ella es ilógico que los mismos presos ahí encerrados prendieran fuego. “Por mi parte siento una tranquilidad porque sé cómo está mi esposo, pero me da mucho dolor por quienes aún no saben sobre los suyos. Yo alcancé a hablar con él sobre las 3 de la mañana y me dijo que los estaban gaseando. Además, no puedo creer que ellos mismos se hayan incendiado, es algo ilógico, sabían que se iban a quemar”, dijo la mujer.

Publicaciones relacionadas

Explicó que ellos están en el piso 18 de 20. “Ellos pedían ayuda y gritaban, pero la gente no escuchó nunca las sirenas. Ellos dicen que los gasearon y eso los iba a ahogar más”, apuntó.

Además, señaló que las condiciones en las que tienen a los presos en la cárcel de Tuluá es pésima. “Eso allá los tienen en un estado tenaz, aparte que la comida que les dan es lo peor. Hasta les dan el pollo crudo. También, hace unos días a un muchacho un guardia lo golpeó y tuvo una apendicitis”, explicó.

“Tenemos personas en muy malas condiciones por quemaduras supremamente extensas”, precisó la encargada de la entidad, Cristina Lesmes, en Twitter. La cárcel alberga a mil 267 internos, con una sobrepoblación de 17%. Con las horas fue tomando peso la versión de un amotinamiento originado en una riña.

Lorena señaló que a su esposo le daban la libertad en dos días, y que como él había otros que tenían libertad hace dos semanas y nada que los sacaban.

“Ahora no sabemos cuándo lo van a sacar, lo que sí nos dijeron es que los del patio estaban rebotados y no se querían dejar contar porque ellos saben que fue su culpa lo que había pasado. También nos confirmaron que todavía hay muertos en los baños, que fallecieron por asfixia”. Con El Tiempo hablaron la madre del recluso Juan Carlos Vásquez Vásquez y la de Michael Alexander Toledo; dijeron que no han tenido ninguna información de sus seres queridos. Explicaron que había mucha gente en ese pabellón que ya tenía libertad y no los soltaban porque retrasaban las audiencias. Además, dijeron que sus familiares estaban sindicados, no condenados.

El general Tito Castellanos, director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), precisó que entre los heridos hay seis guardias penitenciarios, que trataron de auxiliar los prisioneros.

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas y llamó a “un replanteamiento completo de la política carcelaria de cara a (…) la dignificación del preso”. El mandatario saliente, Iván Duque, escribió: “Lamentamos los hechos ocurridos en la cárcel de Tuluá (…) He dado instrucciones para adelantar investigaciones que permitan esclarecer esta terrible situación”.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: