MundoUltimas Noticias

Monos hambrientos atacan a niños en Etiopía, devastado por sequía

CIUDAD DE MÉXICO, junio 17 (EL UNIVERSAL).- El Cuerno de África sufre la peor sequía en 40 años, y en países como Kenia, Somalia y Etiopía se gesta una crisis alimentaria que también está afectando el comportamiento de los animales, con reportes de algunos ataques de monos hambrientos a niños.

La tasa de desnutrición se disparó en el sur y el este de Etiopía debido a la sequía, y más de 185 mil niños la sufren en forma severa, anunció este jueves la ONG Save the Children.

«Los niños — especialmente los más pequeños — están cargando la peor parte de una crisis horrenda y multicausal en Etiopía», afirmó el director de la oenegé para el país, Xavier Joubert. 

«Una sequía prolongada, creciente y debilitante está minando su capacidad de recuperación, ya lastrada por un agotador conflicto y dos años de la pandemia del Covid-19», agregó. 

Abdirizak Ahmed, director de operaciones de Save the Children para la zona oriental de Etiopía, habló en una declaración sobre reportes de ataques de los monos.

«Los monos no suelen atacar a la gente, pero la situación es tan terrible que están recurriendo a comportamientos antinaturales como éste, especialmente en las zonas de Dawa y Shebelle, las primeras afectadas por la sequía». 

«Los niños salieron ilesos»
Hasta donde sabe, «los niños salieron ilesos». Sin embargo, añadió, «esto ha llenado de miedo a la gente sobre lo que les deparará el futuro».

No se trata sólo de monos, sino que incluso los jabalíes hambrientos han invadido los hogares. Lo que antes eran animales salvajes que corrían al olor de la gente, ahora se niegan a salir, explicó.

«Molestan a la gente y entran en las casas para buscar agua y cualquier cosa comestible. Llegan a las aldeas sin miedo sólo para sobrevivir», dijo.

«Los monos bajan del monte y atacan a los niños y a las mujeres que llevan algo. Creen que es agua e intentan beber o coger sus pertenencias», continuó. 

«Muchas localidades en la región de Somalí están reportando la presencia de animales, especialmente monos, en sus comunidades. Además de animales domésticos, otros animales salvajes están muriendo. Incluso los impalas están cayendo muertos como cabras». 

Según dijo, «los informes sobre animales salvajes que invaden las comunidades empezaron hace tres meses (monos que atacan a la gente); mientras que los informes sobre jabalíes son de hace dos meses». 

A principios de junio, la organización benéfica Médicos sin Fronteras informó que al menos 35 niños habían muerto en las últimas semanas debido a la sequía y el conflicto en la región nororiental etíope de Afar.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:
/