CulturaCuriosidadesEstados

Brujas, monjes, tradiciones ancestrales. Las místicas experiencias en cuevas de la Huasteca

Visitar una cueva en San Luis Potosí es una experiencia única de excursionismo donde siempre encontrarás historias y leyendas transmitidas por los pobladores

Las extrañas y oscuras leyendas que se ciernen en todo el territorio mexicano no le son ajenas a la Huasteca, quienes recorren los senderos de la selva húmeda del territorio potosino, además de maravillarse con la flora y fauna del lugar, quedan sorprendidos por el toque místico que ésta emana.

Brujasmonjestradiciones ancestrales, conexiones cósmicas, son algunas de las historias maravillosas que con el pasar de los años se han convertido en antiguas leyendas, especialmente de formaciones naturales como montañas, ríos y cuevas. De boca en boca se han transmitido entre distintas generaciones, pero también a los turistas que gustan de la aventura extrema en este lugar.

Es en el mundo subterráneo Xilitla Aquismón, municipios del estado de San Luis Potosí, donde este tipo de leyendas cobran mayor fuerza, pues en la penumbra de sus cuevas y cavernas se esconden extraordinarios misterios.

Estos son algunos de los misterios de estos lugares:

La Cueva del Salitre

Esta formación subterránea de Xiltila alberga una de las leyendas más espectaculares. Todo se remonta a los tiempos de las misiones de los agustinos en esta zona de Huasteca, pues fue justo un monje de esta orden el que da vida a la leyenda tras pelear con una bruja.

Hace 150 años habitaba en estos lugares una bruja que por mucho tiempo robó a bebés recién nacidos para comérselos, en especial a las niñas. Los pobladores desesperados por la situación acudieron con un monje de los agustinos quien sin pensarlo y con valor, decidió buscar y enfrentar a la bruja.

Acompañado por un campesino, un día el fraile siguió el camino que, según pobladores, la bruja tomaba para escapar una vez que consumaba el robo de un bebé. Así llegó hasta la Cueva del Salitre. Ambos se adentraron a la cueva, pero, asustado, el campesino ya no pudo seguir por lo que se quedó a mitad del camino. El monje, por el contrario, decidió continuar esperando no encontrar a la bruja y atacarla por sorpresa cuando ésta llegara.

Sin embargo, al arribar a lo más profundo en la cueva, el monje fue quien se llevó la sorpresa cuando encontró a la bruja ahí, comiendo los restos de un bebé. Ante la aterradora imagen, el religioso comenzó a rezar, por lo que la bruja lanzó hechizos en su contra.

Al escuchar los gritos, el campesino que había quedado atrás decidió seguir adelante para ver qué era lo que ocurría. Al llegar vio con asombro la pelea entre ambos, pero notó que el monje iba perdiendo, por lo que decidió ayudarlo así que tomó una piedra y la arrojó en contra de la bruja, pero la roca no dio en su objetivo y cayó en el caldero de la bruja afectando la poción que en ella había, lo cual hizo que la bruja y el monje quedaran convertidos en piedra.

Actualmente, aquellos que recorren esta cueva pueden ver las figuras en piedra de estos personajes enfrascados en aquella batalla.

Además de esta historia, otras que se cuentan sobre la Cueva del Salitre es que sus extensos caminos desembocan en iglesias y ciudades de San Luis Potosí. Incluso se dice que hay un camino que lleva hasta la Ciudad de México y el cual los revolucionarios llegaron a utilizar para moverse entre ciudades.

cueva-salitre.jpgFoto: Facebook @cuevadelsalitre

Cueva del Cañón

 

Este paraje eco-turístico lleva también el nombre de El Portal De los Deseos, como reza uno de sus letreros a la entrada de la formación petrea, es un lugar que en sus profundidades alberga un pequeño cuerpo de agua.

Se ubica en Xilitla, en la localidad de El Cañón, a 10 minutos de Tlamaya.

Es un lugar lleno de misticismo, pues además del senderismo, la caverna se presta para actividades de meditación y yoga, pero también acuden personas que practican desdoblamiento mental, hipnosis videncia de facultad natural. 

cueva-canion.jpgFoto: Facebook El Portal De los Deseos

La Cueva del Sol 

 

La caverna, custodiada por una águila de piedra, forma parte de las cuevas de Mantezulel, es las más significativas para los pobladores de Aquismón, y es que es la casa de San Jerónimo, protector del lugar, y a quien se le celebra un ceremonia religiosa con fiestas y rezos cada 30 de septiembre. Esta fiesta es muy celada por los pobladores que no permiten que cualquiera sea parte de ella.

Asimismo, esta singular cueva, en ciertos puntos del día, se llena de un misticismo único cuando las piedras del lugar se «convierten en oro». El espectáculo comienza cuando los rayos del sol penetran a la bóveda subterránea por las aberturas naturales que se formaron con los años, dando de golpe a las piedras y charcos haciendo todo un espectáculo visual de tonos dorados.

cueva-sol.jpg

La Cueva del Espíritu

Esta cueva guarda un misterio en su vegetación y es que muchas de las plantas que aquí crecen sirven para elaborar remedios naturales que se han utilizado desde tiempos ancestrales. 

Es justo en una zona de esta cueva, llamada “El Botiquín”, donde crecen y se cosechan plantas que tienen usos médicos tradicionales que datan de la época de los téenek nahuas huastecos.

Ellos creían que todo en la naturaleza, el viento, el agua, la tierra y las cuevas, se encuentran habitadas por espíritus que pueden ser benéficos para el hombre, aunque también los hay perjudiciales.

Los que residen en las cuevas son los espíritus de los antepasados. Sólo los curanderos pueden verlos, hablarles y aprender de ellos, sobre todo para reconocer las plantas que deben emplear en la curación de la enfermedad.

Esta cueva también forma parte de las Cuevas de Mantetzulel, ubicadas a 8 kilómetros de Aquismón en San Luis Potosí.

Se dice que en estas cuevas también la tribu téenek solía acudir para pedir a Tlazoltéotl, dios de la fertilidad, por sus siembras y por las mujeres embarazadas.

cueva-espiritu.jpg

Visitar una cueva en San Luis Potosí es una experiencia única de excursionismo donde siempre encontrarás historias y leyendas de los pobladores; sin embargo, es importante realizar siempre los recorridos en compañía de un guía para evitar algún accidente o perderse en ellas.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:
/