MéxicoSaludUltimas Noticias

Conoce qué alimentos no debes lavar para evitar intoxicación

Cuando se trata de cocinar existen miles de consejos y mitos que prometen no solo un mejor sabor sino cuidar nuestra salud. En ese sentido, por ejemplo, hay quienes recomiendan lavar ciertos alimentos para mejorar la higiene antes y durante la preparación, pero en algunos casos en realidad se trata de una mala práctica que aumenta los riesgos de una intoxicación.

Hay casos en los que sabemos que es importante lavar y hasta desinfectar los alimentos, como la mayoría de las frutas y verduras. Sin embargo hay otros que es mejor cocinar directamente sin pasarlos por un proceso de limpieza, no importa que se trate de una costumbre muy común que ha sobrevivido por generaciones.

El mejor ejemplo de lo anterior son los huevos, las carnes, tanto de res como de puerco y pollo. La razón es que contienen bacterias que no desaparecerán con el agua y, por el contrario, podrían poner en riesgo tu salud.

La razón por la que no debes lavar el pollo

Son millones las personas que tienen el hábito de lavar o enjuagar el pollo crudo antes de cocinarlo. Sin embargo, según el Consejo Argentino sobre Seguridad de Alimentos y Nutrición, esta práctica puede esparcir la bacteria Campylobacter.

Aunque se cree que poniendo el pollo directamente bajo el chorro de agua se limpia la carne y se deja lista para cocinar, lo cierto es que el agua que salpica las manos, ropa, superficies y utensilios de cocina podría estar contaminada poniendo en riesgo nuestra salud en especial de los niños menores de 5 años, los adultos mayores y las personas inmunodeprimidas porque sus sistemas inmunológicos son más débiles.

Los especialistas advierten que esta práctica no es necesaria, ya que el lavado no destruye microorganismos patógenos.

También hay que mencionar que, de acuerdo con la Agencia de Normas Alimentarias de Reino Unido (FSA por sus siglas en inglés), la bacteria no solo está presente en el pollo crudo sino también en otras aves crudas, vegetales frescos o leche sin pasteurizar.

¿Cómo reconocer una intoxicación por la bacteria Campylobacter?

Datos del Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) señala que la Campylobacter está considerada como la causa bacteriana más frecuente de gastroenteritis en el mundo.

El International Food Information Council (IFIC) explica que los primeros síntomas de una intoxicación causada por Campylobacter suelen aparecer entre 2 y 5 días después de la infección.

Se manifiesta con diarrea (frecuentemente sanguinolenta), dolor abdominal, fiebre, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, y los síntomas duran por lo general de 3 a 6 días. Aunque en casos más graves puede llevar a artritis reactiva, es decir la inflamación dolorosa de las articulaciones que puede durar varios meses y los trastornos neurológicos como el síndrome de Guillain-Barré, una afección rara en la que el sistema inmunitario ataca los nervios periféricos, que puede provocar disfunción respiratoria, neurológica grave e incluso la muerte.

Normalmente el tratamiento para esta intoxicación es tomar abundante agua y comer poco, especialmente ensaladas y alimentos altos en potasio.

Recomendaciones para evitar riesgos de intoxicación

– Hasta que no lo cocines, mantén el pollo crudo en el congelador, la temperatura debe estar a 5°C o menos.
– La cocción correcta mata las bacterias. Para estar seguro de que se puede comer sin riesgos verifica que el pollo no esté rosado los cortes y que el jugo sea claro.
– Un error muy común es dejar que el pollo entre en contacto con otros alimentos, por ejemplo, utilizando el mismo recipiente, tabla o cuchillo.
– Siempre lava tus manos con jabón, antes y después de manipular el pollo crudo.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:
/