Opinión

Lo que sigue deteniendo el desarrollo en el Edomex

Indudablemente que el Covid-19 ha venido a pegar durante los últimos 14
meses, desde que se pudo detectar, impactando con fuerza el crecimiento
y desarrollo no solamente en el Edomex, sino en todo México y el mundo.
Como lo hemos visto y de alguna forma vivido con algún familiar, amigo,
conocido, en nuestros trabajos, escuela, oficinas y demás centros donde
solemos trabajar, vivir o convivir. La situación que nos ha dejado esta
pandemia ha sido muy difícil de superar, ya que sumado a esto, en todas
nuestras unidades económicas, sobre todo en las minis y pequeñas, es
donde se han visto muchos cierres, recortes de personal o dificultades
para el pago de renta e impuestos. Aunado a ello se suma la indefinición
en el trámite que se llamó DUF. Ya que, como sabemos, este trámite sigue
en el “limbo”, mientras no se publique en la gaceta oficial de gobierno, ya
que los integrantes de la LX legislatura, y de los que fueron los iniciadores
en la cancelación de este burocrático, corrupto, complejo e ineficiente
trámite, al parecer en estos momentos les interesa dar gran parte de su
tiempo a los temas electorales y a la ocupación nuevamente de sus
curules o de otro puesto a nivel municipal, estatal o nacional. Ojalá y ahí
terminaran los problemas para todas las unidades económicas en nuestro
Edomex. Pero por desgracia, en estos momentos difíciles, para mejorar
nuestra economía, viene a sumarse el permiso que solicitó nuestro
secretario de Desarrollo Económico, Enrique Jacob Rocha, para ir en
busca de una diputación o senaduría, dejando como encargado de su
despacho al director de Atención Empresarial, apoyado para estos casos
–de los problemas que enfrentan nuestras unidades económicas– del
director de Industria y el director del Fidepar. Y no es que tengamos algo
contra estos jóvenes funcionarios, pero si nos preocupa, y nos ha
preocupado desde hace ya varios sexenios, la falta de planes o programas

con los que deben contar para mejorar, cada uno en sus ámbitos de
competencia, la problemática de cada sector, con planes y proyectos de
trabajo, una mayor cercanía, apoyo, conocimiento, asesoría y gestoría que
requieren y siempre han requerido nuestras unidades económicas, para
ubicarse y operar en cualquiera de nuestras municipalidades. Ya que, por
“instrucciones”, la Dirección de Atención Empresarial quiso atender y
apoyar a todas nuestras unidades económicas que tuvieron y siguen
teniendo problemas con la obtención del DUF o con la devolución de sus
expedientes, y lo que se vio fue que recibieron muy poca ayuda. Y lo
mismo pasa con la Dirección de Industria, que supuestamente está
encargada de atender a este sector, pero brilla por su ausencia en la
mayoría de los casos requeridos. Y no se diga del Fidepar, que para
muchos es y seguirá siendo un “elefante blanco”. Y muchos nos
preguntamos, ¿de quién es la culpa?

Jesús Espinoza García

Mostrar más
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: ¡¡El contenido está protegido !!
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: