Estado de MéxicoUltimas Noticias

Parejas que iban a casarse el año pasado no ven para cuándo sea posible la boda

A casi un año que inició la contingencia, las parejas no logran concretar su sueño de contraer matrimonio y el costo económico también les pesa

Por: Guillermo Rueda

En México, el 94 por ciento de las parejas que esperaban casarse el año pasado se han visto a la necesidad de aplazar su boda y, por el momento, siguen sin tener una fecha segura para la realización de esta celebración. Lo anterior, de acuerdo con la plataforma Zankyou Weddings, que señaló que la pandemia obligó al cierre y cancelación de eventos masivos en todo el país y, el Estado de México no fue la excepción, por lo que muchos de los contrayentes de matrimonio esperan poder casarse finalmente este año o el 2022, y solo el seis por ciento canceló la celebración.

En un caso específico, Alejandro Guadarrama esperaba casarse a inicios del mes de marzo del año pasado, pero días antes la celebración, la boda fue cancelada.

“En un principio, no me querían ni aplazar la boda, ni regresar el dinero”, comentó Alejandro, “posteriormente y tras una demanda, los gerentes del salón, así como la iglesia, nos dieron la oportunidad de aplazarlo al mes de octubre del año pasado”.

Sin embargo, para octubre, la situación permaneció crítica por la pandemia, por lo que nuevamente tuvieron que aplazar sus nupcias; de acuerdo con el dato, este segundo aplazamiento será hasta el próximo mes de marzo; no obstante, son pocas las esperanzas de Alejandro de poder realizar su boda en esa fecha.

Otro caso similar es el de Jaqueline, quien tiene la ilusión de casarse, tener una fiesta a la que asistan todos sus familiares y amigos; sin embargo, por la pandemia, junto con su prometido decidieron posponer la boda en tres ocasiones; será probablemente hasta 2022 cuando se concrete su sueño.

“Nos costó mucho trabajo posponerla, pero es lo mejor para nuestras familias, no queremos exponerlos”, dijo.

Es de recordar que las reuniones y fiestas están prohibidas actualmente, los salones de fiestas no han tenido otra opción más que cerrar sus puertas y posponer sus compromisos, pues no solamente se trata del caso de los contrayentes, sino de los organizadores y dueños de salones, quienes se han visto afectados por esta situación.

Y es que las reuniones y fiestas son focos de contagios de Covid-19, por lo que quienes habían planeado su boda para el año pasado, no han podido concretarla y les ha salido en ocasiones más caro de lo esperado.

Tanto Jaqueline como Alejandro señalaron que la cancelación del contrato les costaría desembolsar 70 por ciento del evento, por lo que su mejor opción es seguir aplazándolo, sin la certeza de saber hasta cuándo podrán concretar sus nupcias.

Mostrar más
Botón volver arriba
error: ¡¡El contenido está protegido !!
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: