Estado de MéxicoUltimas Noticias

Niños presentan cuadros de depresión y ansiedad debido al encierro

Desde hace cinco meses incrementó el número de niños con estos cuadros y de no ser atendidos a tiempo podrían llegar a casos muy graves

Por: Carolina Sosa

Rafael Ortega, médico siquiatra de la Clínica de Atención Postraumático en el Hospital Regional ISSEMyM, de Toluca, calificó como urgente aplicar terapia psicológica a los niños, pues tras casi un año de encierro, presentan cuadros de depresión y ansiedad.

Dijo que hace cinco meses incrementó el número de niños con estos cuadros y de no ser atendidos a tiempo podrían llegar a casos muy graves, como por ejemplo el suicidio.

Si bien no hay una estadística sobre el número de menores con consecuencias en la salud mental por el encierro, dijo que el daño ha llegado a que el 90% de las consultas sean por estas enfermedades.

Recordó que los menores tuvieron que adaptar su vida, dejaron de asistir físicamente a clases, cambió la forma de socializar y a partir de la reapertura de actividades será necesario que se readapten a una nueva forma de convivencia.

Dijo que si bien en principio se consideró un encierro de 40 días, la realidad es que estamos a punto de cumplir un año y parece que seguirá, por lo que los padres de familia deberán vencer la barrera del miedo y continuar con una vida exterior que privilegie las medidas sanitarias, pues lo niños no podrán seguir aislados por más tiempo.

El especialista reconoció que la sobreinformación es un problema, pues los padres han pasado mucho tiempo escuchando noticias sobre el SARS- CoV-2 y en la medida en que van falleciendo familiares por este virus, los niños desarrollan muchos temores, pues piensan que al salir a trabajar sus padres, ya no volverán.

Detalló que entre las razones por las que incrementaron los trastornos de ansiedad está que cada vez los círculos más cercanos en la familia se han contagiado y algunos incluso perdieron la vida.

Agregó que el hecho de que los niños y adolescentes vean a sus padres que están pasando por una crisis psicológica y los vean preocupados, nerviosos y angustiados, provoca que ellos mismos tengan inseguridad por la vida.

“El cambio en la forma de vida no sólo afecta a los adultos, sino también a los niños, pues han perdido rutinas que son importantes para su desarrollo, como jugar con amigos, salir al parque, ir al colegio, estar en contacto con sus abuelos, tíos”, dijo.

Mostrar más
Botón volver arriba
error: ¡¡El contenido está protegido !!
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: