OpiniónUltimas Noticias

La riesgosa apuesta de la 4T de regular las redes sociales

Por: El Husmeador

La intención de regular a las redes sociales no es nueva. En 2017, el entonces presidente Enrique Peña Nieto impulsaba una iniciativa para modificar el Código Civil Federal a fin de “bloquear” y “censurar” información en el ciberespacio que se conoció como “ley mordaza”; también en 2020, la diputada del PES, Nayeli Salvatori, propuso castigar a los usuarios de las redes sociales que modificaran fotografías, videos o audios originales, a lo que se le conoció como “Ley Antimemes”.

Con el entonces presidente Enrique Peña Nieto, la intención de regular el internet era considerada censura por Andrés Manuel López Obrador; ahora, con su llegada a la Presidencia es una necesidad de poner límites a las “poderosas plataformas digitales” que violan la privacidad y atentan contra la libertad de expresión de los ciudadanos.

La intención del gobierno federal y de su partido para regular las redes sociales en el país ha encendido la discusión y, como siempre, ha dividido las opiniones entre los que creen que dicen que con ello solo se busca controlar y seguir moviendo a la opinión pública en el espectro digital, y los que creen que es necesario garantizar la “libertad de expresión” frente al poder que tienen las empresas para silenciar voces.

La propuesta de iniciativa dada a conocer por el senador Ricardo Monreal contempla reformar la Ley Federal de Telecomunicaciones y otorgar al Instituto Federal de Telecomunicaciones –sí, el que el presidente busca desaparecer– facultades para que sea este organismo el que regule y multe a las empresas con hasta 89 millones de pesos cuando borren perfiles de usuarios.

Al tiempo que esto ocurre en el Senado, en la Cámara de Diputados otra propuesta de reforma de Morena busca modificar la Constitución para considerar a las llamadas “fake news” como un ataque a la seguridad nacional.

La discusión apenas comienza. Veremos qué tan dispuestos están los legisladores del bloque oficial para enriquecer sus propuestas con las voces de actores involucrados.

Para los especialistas, las redes sociales han traído múltiples beneficios para las sociedades, entre éstos la capacidad de organización, así como manifestar el acuerdo o desacuerdo e incluso el involucramiento en los asuntos públicos.

En México, un ejemplo de esa organización sucedió con el sismo del 19 de septiembre de 2017, cuando a través de las redes sociales, los ciudadanos se organizaron para apoyar en los edificios caídos y el apoyo a las zonas afectadas del país.

La regulación de redes sociales si bien podría traer beneficios como restringir la difusión de mensajes de odio, noticias falsas, así como el cuidado de datos personales, y respeto a la privacidad, también hay riesgos, como afectar la libertad de expresión.

Las redes sociales no son máquinas o fierros, son el espacio en el que los ciudadanos nos relacionamos y usamos internet no solo para consumir información, sino para organizarnos.

En el mundo hay casos donde los ciudadanos se organizaron para realizar revoluciones como la “Primavera Árabe” cuando tuvieron que renunciar presidentes de África y Medio Oriente como Zine El Abidine Ben Ali, de Túnez; Hosni Mubarak, de Egipto; Muamar Gadafi, de Libia; Bashar al Asad, en Siria.

Cada vez que un gobierno pretende regular las redes sociales, atenta contra la capacidad de organización y crítica ciudadana. Me sumo a la idea de acabar con la censura de las redes, pero no me puedo sumar a regular las redes sociales para impedir que la ciudadanía tenga la capacidad de manifestar su malestar.

Mostrar más
Botón volver arriba
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: