OpiniónUltimas Noticias

Grillas y otros chismes

Por: Redacción

En esta columna no emitimos opinión alguna, solo reproducimos las notas de chismes de la grilla y los acontecimientos importantes de la política nacional.

Estimados lectores, aquí les traemos lo más fresco de los chismes y las grillas del día.

• Posponen debate para regular “fake news” porque son un riesgo a la seguridad nacional.

• Por orden presidencial se crea la unidad administrativa denominada “Gobernador de Palacio Nacional”

• Denuncian organismos no gubernamentales que en México el estado manipula contenidos y herramientas tecnológicas.

• “Cuello” a gente que el regiomontano Alfonso Romo llevó a trabajar al gobierno federal.

Trascendió en el Congreso que los integrantes de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados acordaron no debatir ni aprobar el dictamen para modificar el artículo 73 de la Carta Magna, con la que se pretendía considerar la emisión de las llamadas “noticias falsas”

o “fake news” como un riesgo para la amenaza a la seguridad nacional y abrir un parlamento abierto. Después de las voces de legisladores y de especialistas que alertaban que con esta aprobación ven riesgo de censura, la presidenta de la Comisión, Aleida Alavez (Morena), determinó impulsar un parlamento abierto para el próximo 26 de febrero. Cabe recordar que esta semana se circuló entre los legisladores integrantes de esta comisión el dictamen con el que alistaba la aprobación de una reforma constitucional al artículo 73 de la Carta Magna para considerar las noticias falsas o “fake news” como un ataque a la seguridad nacional. De acuerdo con el dictamen, se busca reformar el inciso XXIX-M del artículo 73 de la Constitución Política para que el Congreso de la Unión expida

leyes en materia de seguridad nacional, que incluyan la seguridad cibernética y protección de los derechos humanos en el ciberespacio, estableciendo los requisitos y límites a las investigaciones correspondientes.

En medios nacionales trascendió, este fin de semana, que el presidente Andrés Manuel López Obrador envió un anteproyecto a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), en el que ordena a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público crear una nueva plaza: la de Gobernador de Palacio Nacional. La orden presidencial de crear la unidad administrativa denominada “Gobernador de Palacio Nacional”, que tendrá la misión de supervisar todo lo que tenga que ver con el inmueble catalogado como Monumento Histórico, es cuestionada por varios especialistas, quienes consideran el hecho como “un retroceso” hacia más burocracia y una acción incongruente, pues se da en medio de la pandemia de Covid-19 y también de un discurso de austeridad. El primer mandatario designará al gobernador; sin embargo, la figura no es nueva, existió hace poco más de 100 años. En ese entonces, el gobernador residía en el Palacio y, según el Reglamento para el Gobierno Interior del Palacio Nacional, del 16 de junio de 1853, su administración “debía comprender los ramos de seguridad, conservación, policía y ornato”.

Trascendió en medios digitales que la organización no gubernamental estadounidense Freedom House, a través de su informe Libertad en la Red 2020, revela dos aspectos preocupantes del uso del internet en nuestro país: uno el que México sea una de las naciones en las que más restricciones y obstáculos se ponen a la navegación de los usuarios; y otro el que desde el gobierno se mantienen mecanismos institucionalizados de manipulación ideológica, control y represión sobre los internautas. Según Freedom House, una ONG en favor de la democracia, la libertad política y el respeto a los derechos humanos, se han detectado instrumentos gubernamentales que no sólo vigilan la actividad de los usuarios de internet, sino que también tienen la capacidad de lanzar ataques –incluso

físicos– y hostigar a ciudadanos que en las redes sociales estén lanzando acusaciones contra el gobierno, así como contra periodistas, activistas y organizaciones civiles que cuestionen las acciones del Estado. Tanto para Freedom House, como para otros organismos independientes como la mexicana Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), el Estado echa mano tanto de la manipulación de contenidos como de herramientas tecnológicas que actúan como filtros para actividades que pudieran comprometer la estabilidad del gobierno, e incluso puede lanzar campañas de hostigamiento o hasta ataques coordinados contra personas o entidades específicas, tanto para desacreditarlos socialmente, como para neutralizarlos. Y ahora que se ha puesto a discusión la posibilidad de regular las redes sociales bajo el argumento de proteger a los usuarios y la defensa de la soberanía nacional en el ciberespacio, se alerta que bajo esa intención podría darse lugar a una restricción a las libertades y el acceso a la información que hasta ahora existen en la esfera digital.

Se dice en radiopasillo que en Palacio Nacional le dedicaron a Alfonso Romo aquella canción de “que no quede huella, que no y que no, que no quede huella”, pues en estos días han echado a buena parte de la gente que el regiomontano llevó a trabajar al gobierno federal. El miércoles, por ejemplo, hubo prácticamente una redada en la Oficina de la Presidencia, encerraron a la mayoría de los funcionarios y, uno a uno, los comisarios de la Función Pública los fueron llamando para que firmaran voluntariamente a la fuerza su renuncia. También se dice que salió otra funcionaria cercana a Romo: Gemma Santana, quien era titular de Agenda 2030, el organismo creado para procurar un desarrollo sustentable, dos palabras que se dice no aparecen en el diccionario de la 4T.

Mostrar más
Botón volver arriba
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: