Cultura

Un diario lúcido y conmovedor sobre el impacto de la pandemia

CIUDAD DE MÉXICO, enero 21 (EL UNIVERSAL).- Vivir en un país acorralado por un virus que ha sido tremendamente agresivo y que ha demostrado que «nuestra ciencia es bien pequeña ante su poder», pero además estar atrapado también por la pandemia de la pobreza, es uno de los temas de los que habla el médico y escritor Arnoldo Kraus en su nuevo libro «Bitácora de mi pandemia», que relata los primeros meses del Covid-19 en el mundo y en México.
«Hay 60 millones de mexicanos entre pobres y muy pobres, que por supuesto tienen muchas más posibilidades de morir; en esta ocasión por el Covid pero en realidad debido a toda la secuela que traemos en México: falta de instituciones médicas adecuadas, enfermedades o comorbilidades, o no tener cerca un centro hospitalario», dice el colaborador de EL UNIVERSAL. En «Bitácora de mi pandemia» (Debate, 2020) que tiene prólogo del biólogo y científico mexicano Antonio Lazcano, el médico Arnoldo Kraus, que es miembro del Seminario de Cultura Mexicana, reúne sus reflexiones, lecturas y apreciaciones sobre el Covid-19, que llevó entre febrero y junio de 2020.


Kraus asegura que buena parte de las cerca de 120 entradas de su bitácora son denuncias sobre el tratamiento del virus por parte de los gobiernos y los políticos, la denuncia sobre la pobreza y pobreza extrema que ha causado altos índices de muertes entre los mexicanos y ciudadanos de otros países. «La gente no se debería morir por falta de un ventilador, esa es una carencia en países mucho más ricos que nosotros, pero aquí el hacinamiento en el que viven es aún más letal; es un diario lúcido y conmovedor escrito desde la experiencia límite del confinamiento a la que nos ha obligado el coronavirus», afirma Kraus.
En el libro, que para Antonio Lazcano transpira esperanza «en la inteligencia humana individual y colectiva, en el poder de la ciencia y la cultura, en los esfuerzos heroicos del personal de salud. La esperanza en nosotros mismos y en los que nos seguirán. En eso descansa el futuro», Kraus habla también del duelo que impide el Covid y que generará secuelas difíciles de superar.
Arnoldo Kraus explica que hay quien sabe que va a morir porque tiene una enfermedad crónica o muere de viejo y va elaborando su etapa final, y los familiares van entendiendo que va a llegar el fin por un cáncer terminal, o porque tiene 90 años, y eso prepara para la muerte, pero el Covid ha arrancado esa posibilidad.
«Muchos de los que están muriendo en terapia intensiva ni siquiera se dieron cuenta que estaban muriendo porque eran personas sanas y de repente se enfermaron gravemente y fueron intubados. Y los que se quedan no tuvieron la oportunidad de despedirse, y no despedir a un enfermo es terrible porque además somos un país de ritos y de costumbres; al no despedir a un ser humano te queda un hueco, un dolor y un enojo”, señala el también autor de libros como Recordar a los difuntos, La morada infinita y Una receta para no morir».

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:
/