Ultimas Noticias

Servicios funerarios, las “ganancias” del Covid

Viernes, 15 de enero de 2021 12:19 | Estados | QUERÉTARO-COVID

QUERÉTARO, Qro., enero 15 (EL UNIVERSAL).- Para Alicia Soto, asesora en Funerales Hernández, nunca antes habían realizado tantos servicios funerarios como el pasado mes de diciembre, donde la pandemia de Covid-19 aumentó drásticamente el número de muertes por contagios de este virus en la entidad.
“Desde que inició la pandemia se incrementó el número de servicios, especialmente en diciembre, de verdad fueron bastantes servicios, las cifras de ese mes han sido inigualables, nunca habíamos tenido esas cifras de defunciones”, recuerda.
La asesora financiera confiesa que la contingencia sanitaria ha cambiado por completo la forma de trabajar de todo el equipo de la funeraria, pues las personas que mueren por Covid no pueden ser veladas, sino únicamente cremadas, actividad de la que ellos se encargan día y noche.
De hecho, detalla que durante el último mes aumentaron tanto las defunciones por Covid, y por ende, el número de cremaciones necesarias, que en Funerales Hernández tuvieron que aumentar el personal para intentar darse abasto, también debieron doblar turnos, comprar un segundo horno e, incluso, implementar tiempos de espera de hasta 40 minutos antes de iniciar un nuevo servicio funerario.
“En semanas pasadas prácticamente colgábamos el teléfono y de inmediato atendíamos nuevas llamadas, todo el tiempo, tuvimos que manejar tiempo de espera, de 40 minutos, hemos tenido que requerir de apoyo de compañeros fuera de turno porque se nos ha acumulado el trabajo”, detalla.
Explica que “tuvimos que adquirir un segundo horno porque el número de fallecidos en uno solo no se puede. Triplicamos el trabajo, más personal, más equipo, más trabajo”.
Nuevos protocolos
Contra todo lo acostumbrado, la actividad principal en la funeraria ya no son las velaciones, sino las cremaciones, pues según lo establecido por las autoridades sanitarias, las personas que fallecen por complicaciones con el Covid no pueden ser veladas, sino únicamente cremadas.
Alicia Soto explica que de acuerdo a las indicaciones de las autoridades sanitarias, los familiares realizan un reconocimiento del cuerpo, mismo que se lleva a cabo en una modalidad a distancia y cuando el difunto aún se encuentra en las instalaciones del hospital.
“Las personas que mueren por Covid no se velan, no se embalsaman, el protocolo a seguir es cremación directa”, dice.
“Cuando la persona ya falleció acude la funeraria a recoger el cuerpo, aún en estas circunstancias tiene que hacerse un reconocimiento del cuerpo para que los familiares tengan la certeza de que es su familiar el que estamos recogiendo, el reconocimiento es a distancia, algunos hospitales lo hacen a través de un cristal, antes de pasar a patología el familiar se pone el equipo completo de protección, aunque sea un momento mínimo”.
Debido a la fuerte exposición que el personal funerario tiene al momento de realizar su trabajo, cada uno de los empleados se ha capacitado para cumplir correctamente con las medidas de salubridad para evitar -lo más posible- tener que comprometer su salud; por ejemplo, al momento de recoger un cuerpo y llevarlo para el servicio de cremación, las personas de la funeraria utilizan overol tipo tyvek, botas de seguridad y cubrebocas.
Una vez que el cuerpo es retirado del nosocomio y posteriormente entregada sus cenizas a los familiares, el personal de la funeraria debe sanitizar completamente la carroza en la que el cuerpo fue trasladado.
No obstante, a pesar de las medidas de prevención tomadas por el personal de la funeraria, son varios los compañeros que se han contagiado de Covid mientras realizan sus labores, y otros más incluso han fallecido.
“Lamentablemente sí hemos tenido compañeros que se han contagiado e incluso otros han fallecido, a pesar de que respetamos todas estas medidas. Sí hay quienes nos piden ver a sus familiares; la mayoría nos pide eso, pero nosotros no podemos acceder, debemos seguir los lineamientos”, detalla Alicia Soto.
Empleo de 24 horas
Alicia explica que desde que inició la contingencia sanitaria por Covid-19, las funerarias mantienen un convenio con la Secretaría de Salud para prestar servicios de cremación a familias que no cuenten con seguridad social. De manera particular, la funeraria maneja un paquete de cremación que cuesta en promedio 18 mil pesos.
La asesora funeraria detalla también que debido al gran número de servicios que deben realizarse por muertes Covid, las autoridades han activado un horario nocturno, para que las funerarias realicen los trámites que sean necesarios a cualquier hora del día o de la noche.
“Tenemos convenio con Secretaría de Salud para personas que no cuentan con seguridad social, estos gastos los cubre el gobierno del estado. Tenemos también un horario nocturno, es decir que podemos acudir a cualquier hora a las dependencias para hacer trámites a oficialías, trámites que estén relacionados sólo con muertes por Covid”.
“Los familiares se ponen en contacto con nosotros solicitando cotización, nuestro trabajo es facilitar todo lo que ellos necesiten, estamos preparados, para eso tomamos cursos de tanatología, para brindarles el mejor servicio, empatizar con ellos, apoyarlos, se les asesora sobre el protocolo que vamos á seguir, los trámites y documentos necesarios”, comenta la asesora.

Mostrar más
Botón volver arriba
error: ¡¡El contenido está protegido !!
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: