OpiniónUltimas Noticias

DESDE LAS ALTURAS

Por: Arturo Albíter Martínez

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México y su permanente actualización durante los últimos cuatro años.
Atención a periodistas, empresarios y jóvenes que son violentados entre los principales logros.
Comentario del día: Aunque era una decisión complicada, parecía un hecho que ampliarían una semana más el semáforo epidemiológico en rojo.
Pregunta del día: No parece que en una semana vaya a cambiar el panorama y bajen los contagios. ¿Qué hará la administración estatal la próxima semana?
Este es un año de especial importancia para la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México y es que luego de un 2020, cuando las condiciones que dejó el efecto de la pandemia por el Covid 19 cambiaron la inercia que traían todos los organismos, ahora deben retomar objetivos.

Y es que, durante varias gestiones, la instancia había caído en un letargo y poco avanzaba, las condiciones en este momento son diferentes, incluso el hecho de que el Congreso local ya no sea dominado por el PRI marca una diferencia importante con la que debía trabajar el ombudsman y hasta el momento todo parece indicar que se han tenido acuerdos relevantes.

Desde el 2017 y hasta el 2019 hemos podido observar al menos medio centenar de acciones que podemos calificar como relevantes, el año pasado se cuenta aparte porque como ya hemos mencionado se puso especial atención al tema de salud que todavía en estos momentos se nota complicado.

Tanto la infraestructura como los temas que requerían atención prioritaria para marcar un posicionamiento fueron previstos desde el inicio de la presente gestión.

Entre los temas más controvertidos se cuenta la violencia en las escuelas y en su momento la migración que llegó a cobrar especial importancia. Fue por eso que se crearon visitadurías especializadas para atender casos relacionados con estos asuntos.

También se abre la Visitaduría General con sede en Cuautitlán, además se trabaja en otros temas de modernización tanto en asuntos tecnológicos como de implementos para un mejor desempeño en sus labores.

Llama la atención la emisión de recomendaciones por primera ocasión, tal fue el caso de la situación de violencia de género en el Estado de México, en particular la violencia feminicida y el feminicidio.

Hace unos días comentamos este tema y no es grato que el Estado de México es el territorio donde se comenten más delitos de este tipo y aunque las diversas instancias de seguridad y de gobierno insisten que se debe tomar en cuenta el número de casos por cada 100 mil habitantes, lo cierto es que la entidad más peligrosa para las mujeres, es la mexiquense.

Otras visitadurías también empezaron labores, como es el caso de la discriminación, igualdad de género o la de atención a la trata de personas y desaparición forzada.

Pero entre todas, fue un hecho relevante el que se abrieran las que se relacionan con la atención a periodistas y comunicadores, así como la de atención empresarial.

En el caso de la última, incluso se trabajó con organismos empresariales que avalaron los procedimientos para atender a un sector que es importante y que al menos en el último año ha sufrido los embates directos de las consecuencias del Coronavirus.

El 2021 se presenta como un año que atrae la atención en un sinfín de asuntos, el principal en este momento es el de la salud, el número de casos de infectados y fallecidos aumenta a niveles récord, pero también se viene la que se considera como la elección más importante.

Varios asuntos que no se deben descuidar y uno de ellos está relacionado con la Comisión de Derechos Humanos.

COMENTARIO Y PREGUNTA DEL DÍA: AMPLÍAN UNA SEMANA MÁS EL SEMÁFORO EPIDEMIOLÓGICO EN ROJO. NO PARECE QUE EN UNA SEMANA CAMBIE EL PANORAMA. ¿CUÁNTAS SEMANAS MÁS PERMANECERÁN CERRADAS ACTIVIDADES NO ESENCIALES?

Aunque se antojaba como una decisión complicada, todo indicaba a que tanto el Gobierno de la Ciudad de México como el del Estado de México mantendrían la postura de alargar el semáforo epidemiológico en rojo una semana más, a pesar de la situación por la que atraviesan miles de empresarios que ya no aguantan el cierre de sus negocios.

Sobre todo, los del sector restaurantero que han lanzado advertencias sobre los miles de empleos que se van a perder, así como la cantidad de unidades económicas que cerrarán permanentemente.

En el Estado de México cada día aumenta más la presión y suben de tono los argumentos de los empresarios.

Si continúan cerrados ya no habrá retorno. Dicen que muchos problemas los ahogan. Entre ellos destaca la inseguridad, el hecho de que tienen que pagar la renta al 100 por ciento, deben pagar el seguro social, así como los salarios, aunque no tengan ingresos.

Los impuestos, los servicios como la luz, el agua y si optan por trabajar con la opción de llevar a domicilio, tienen que pagar impuestos y servicio del 48%.

Pero llama la atención otro problema y es que, de acuerdo a varios líderes, se ha incrementado en los últimos días y más con el regreso al semáforo rojo. Y es que además de lidiar con todo lo anterior, también deben hacerlo con los verificadores de diferentes instancias de gobierno, sobre todo el estatal que buscan cualquier pretexto para extorsionarlos o ponerles sello de clausura, además de una multa que muchas veces es excesiva.

Las condiciones alrededor de la pandemia no parece que vayan a cambiar en una semana. El número de infectados y fallecidos llega a niveles record cada día que pasa. Entonces vienen a la mente algunas preguntas.

¿Qué harán la semana entrante? Evidentemente no van a bajar los niveles de infectados.

¿A pesar de la presión alargarán otra vez el semáforo en rojo? Si ya tomaron la decisión esta semana, tendrán que mantener su postura si la ocupación hospitalaria no baja

¿Seguirán presionando a los empresarios sin brindarles apoyo alguno? Al menos en el Estado de México no se ven ni condiciones, ni la sensibilidad del Gobierno estatal o del Congreso local para apoyarlos.

SEMANAS DE INCERTIDUMBRE

En el tema de salud no se ve que cambie la estrategia de los gobiernos, ni estatal y menos federal. Tampoco las condiciones hospitalarias, siguen careciendo de material e infraestructura.

Los empresarios presionarán cada día más. Incluso no se descartan manifestaciones.

Lo único seguro es que la economía mexiquense se desploma.

Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: